Carro vacío

Actividades

Oset MX-10

2017-MX-10.png - 966.81 kB

 

La OSET MX-10 está diseñada para ser la primera moto para pilotos de MX y Off Road, y para los que simplemente quieren divertirse. Comparada con las motos tradicionales de gasolina para principiantes, esta moto es un paso gigante en términos de rendimiento y versatilidad.

Un diseño totalmente nuevo combina un chasis de acero, un motor OSET potente con controlador y una batería de litio para crear una moto realmente sorprendente  que sitúa la marca inglesa en territorio nuevo y que la separa aún más de su competencia.
 
Con sus componentes de altísima gama, su tren de transmisión 48v OSET (regulable en tres dimensiones), esta máquina tiene potencial para redefinir el mercado MX de principiantes en todo el mundo.
 
En la MX-10 destaca una horquilla invertida hecha a medida y un amortiguador de aceite regulable atrás.
 
Frenos hidráulidos regulables para manitas pequeñas se encargan de mantener el orden.
 
Con los diales al máximo, la aceleración es espectacular. Con los settings más suaves, la MX-10 es muy docil y perfecta para novatos.
 
¡Esta moto crece con el piloto¡ El asiento de la MX-10 es regulable, dándoles confianza a los pilotos más pequeños porque llegan al suelo. Cuando la moto baja, la geometría cambiara para dar más estabilidad a los pilotos principiantes.
 
La horquilla, amortiguador y frenos están diseñados para pilotos jóvenes: son ligeros y regulables porque una talla única no vale para todo el mundo.
 
Uno de los mayores problemas que tienen que superar los pilotos jóvenes con una moto tradicional de gasolina es la entrega de potencia. Hay que subirle mucho de vueltas para sacarle toda "la chicha", y a muchos niños eso les da miedo. La MX-10 resuelve este problema. La potencia, respuesta de aceleración y velocidad máxima se pueden regular al gusto del piloto. Los pilotos más jóvenes pueden aprender con total seguridad ya que la potencia eléctrica lineal es fácil de dominar y permite control parental.
 
¡Peor hay más¡ El motor eléctrico no se cala, lo cual quiere decir que ya no hace falta ayudarle a arrancar la moto. Tampoco nadie se va a quemar con un escape caliente, y el peso reducido permite que puedan levantar la moto con facilidad y seguir montando solos.
 
Por último, la MX-10 no hace ruido, y eso se traduce en muchas más oportunidades para montar. Es una moto que se puede usar dos, tres ó cinco vedes más que una moto de gasolina, y más hora encima de la moto significan más experiencia, mejor técnica y más diversión.
 
 Si queréis más información, poneos en contacto con nosotros al: 93-796.13.26 ext.1 / 699.918.875